SATSE C. V. consigue que la Conselleria tenga que negociar sobre el transporte de los profesionales a los avisos a domicilio

15 mayo 2018

- El Sindicato había denunciado ante la Inspección de Trabajo que las enfermeras ya no disponían de ambulancias para hacer los avisos domiciliarios en horario de centro de salud.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

En la Comisión de Seguridad y Salud Laboral  del día 15 de mayo, la Conselleria de Sanidad ha informado de que la Jefatura autonómica de Inspección de Trabajo les ha emplazado a negociar con la parte social un documento que recoja las condiciones y medios para el transporte de los profesionales a una urgencia y los avisos normales, de acuerdo a todas las normativas vigentes.

De esta manera, la denuncia que el Sindicato de Enfermería SATSE interpuso ante la Inspección de trabajo de las tres provincias el pasado mes de diciembre ha dado sus frutos.

La Jefatura autonómica de Inspección de Trabajo da cuatro meses a la Conselleria de Sanidad para consensuar a un documento, y la Inspección valorará si dicho documento arregla el problema.

La Conselleria se ha comprometido a solucionar este tema.

Denuncia de SATSE

El Sindicato denunció, el pasado mes de diciembre, ante las Inspecciones provinciales de trabajo que, a partir de enero de 2018, los centros de salud no iban a disponer de ambulancias para realizar los avisos domiciliarios urgentes

El cambio se debía a que nuevo contrato de ambulancias externas para el transporte de enfermos y de personal sanitario que acababa de firmar la Conselleria de Sanidad, y que a costado 234.597.924,68 €,  excluía "el traslado de personal sanitario para realizar visitas domiciliarias desde los centros de salud, consultorios, puntos de atención continuada, puntos de atención sanitaria o cualquier otro centro sanitario o socio-sanitario”, según se recoge en el propio documento.

Esto se traducía en que las enfermeras y médicos de los puntos de atención continuada (P.A.C.) y los puntos de asistencia sanitaria (P.A.S.) de los centros de salud, deberán acudir con sus propios vehículos o andando a los domicilios de los pacientes. Una vez en el domicilio, y viendo la situación en la que se encuentra el pacientes, serían ellos los que llamarán o no a las ambulancias si la gravedad del paciente lo requiere.

El Sindicato había presentado esta denuncia al considerar que esto deterioraba gravemente el tiempo de respuesta de la asistencia urgente, ya que se producirá un retraso en la primera asistencia y en el tiempo de espera a la llegada de la ambulancia que puede ser vital en caso de que sea necesario trasladar al enfermo a un hospital por una patología no demorable.

Galería multimedia

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario