SATSE CV pide a la Conselleria de Sanidad que no cree la figura del “coordinador/a de técnicos especialistas"

24 julio 2020

El Sindicato de Enfermería ha remitido un escrito a la directora general de Recursos Humanos de la Conselleria de Sanidad, Carmen López, en el que se solicita que no se proceda a la creación de la figura del “coordinador/a de técnicos especialistas”, tras tener conocimiento del interés por implantar la nueva figura organizativa denominada “coordinador/a de técnicos especialistas”.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

SATSE considera que esta figura organizativa no tiene amparo legal alguno en la normativa sanitaria, dado que dichos profesionales se encuentran bajo la dependencia y supervisión del personal médico y de enfermería.

Ninguna norma atribuye a los técnicos especialistas atribuye Ia función de asistir directamente al paciente o de realizar ningún acto médico o sanitario, y mucho menos, participar en el fondo en la gestión clínica, tal y como se establece el Estatuto de Personal Sanitario no facultativo de las Instituciones Sanitarias, en cuyo artículo 73 bis se recogen sus funciones, así como en la Orden de 11 de junio de 1984.

El escrito remitido por SATSE recuerda que el artículo 92 de la Ley 44/2003 de Ordenación de las Profesiones sanitarias, articula el proceso asistencial coma un proceso integral, que supone la cooperación multidisciplinar y en la que se ha de evitar el fraccionamiento, no solo en lo relativo al acto clínico, sino también en los profesionales sanitarios y demás personal de las organizaciones asistenciales que se constituyen en el llamado "equipo de profesionales", que se estructura de forma colegiada o jerárquica.

En este "equipo de profesionales" es indudable que participan los técnicos, pero todo ello debe serlo sin perjuicio de su relación orgánica con respecto a otros miembros del equipo, en este caso los profesionales sanitarios titulados, cuya relación con ellos debe necesariamente ser de jerarquía, ya que la gestión clínica, por imperativo legal no les corresponde, ya que los técnicos no tienen la consideración de profesión sanitaria titulada.

Así pues, únicamente los profesionales sanitarios titulados podrán participar en la gestión clínica de las organizaciones  sanitarias, existiendo  reserva  legal por normativa 136 básica estatal, ya que, tal y como se definen las funciones de gestión clínica en el artículo 109 de la mencionada ley, son las relativas a la jefatura o coordinación de unidades y equipos sanitarios y asistenciales, funciones por tanto que de esta forma estarían vedadas al personal de formación profesional.

De esta manera, el legislador estatal ha refrendado, a través de la Ley 44/2003, un sistema de organizacion interna de las unidades sanitarias en el que únicamente corresponde a las profesiones sanitarias tituladas la competencia para supervisar y coordinar Ia unidad, de forma que, y en el ámbito de sus respectivas competencias, el personal médico, como responsable del diagnóstico y tratamiento (art. 6.22) es el competente para ejercer la supervisión funcional del personal técnico que colabora con el mismo, mientras que el personal de enfermería (art. 7.2 a) es quien asume responsabilidades en orden a la uniformidad del trabajo del equipo en beneficio del cuidado integral del enfermo, y por ello es quien debe asumir Ia supervisión orgánica de todo el personal no facultativo adscrito al equipo.

También se hace referencia en el escrito del Sindicato remitido a la directora general que la Comunidad Valenciana ha reglamentado este asunto, tal y como establece la normativa estatal.

El Decreto 186/1996, Reglamento de Atención Especializada, en su artículo 92, regula los órganos de dirección del hospital, entre los que se encuentra la Dirección de Enfermería, que es la que se encarga de organizar y dirigir las actividades del personal sanitario no facultativo, pudiendo asimismo existir también la figura de la subdirección de enfermería.

La norma regula las direcciones y, en todo caso, subdirecciones de Enfermería, cuyas funciones serán las de dirigir, supervisar, coordinar y evaluar las actividades del personal sanitario no facultativo, entre las que se encuentra la coordinación del personal técnico.

La figura del coordinador de técnicos no existe en la plantilla de plazas básicas ni singularizadas de nuestra  organizacion sanitaria, ni atendiendo a  la normativa antedicha, la administración tiene capacidad de asignar dichas funciones a una figura nueva, puesto que además dichas funciones no están asignadas como propias del personal técnico), lo que además supondría un incremento retributivo y por ende un aumento del gasto público, que tampoco en estos momentos tiene ningún amparo legal.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario